Artritis

Artritis

La artritis es la inflamación de una o más articulaciones.  Aunque la artritis puede ocurrir a cualquier edad, por lo general comienza después de los 40 años. La enfermedad es mucho más común en las mujeres y con mayor frecuencia en personas mayores.

Los principales síntomas de la artritis son dolor en las articulaciones y rigidez, que suele empeorar con la edad. Los tipos más comunes de artritis son la osteoartritis y la artritis reumatoide.

El tratamiento varía del tipo de artritis. Se centra en controlar los síntomas y prevenir el daño.

Síntomas de artritis

Los signos y síntomas de la artritis dependerán del tipo de artritis que usted tiene. Los signos y síntomas pueden incluir:

  • Dolor.
  • Rigidez.
  • Hinchazón.
  • Enrojecimiento.
  • Disminución del rango de movimiento.

Tipos de artritis

Artritis degenerativa u osteoartritis

La artritis degenerativa u osteoartritis es el tipo más común de artritis. Ocurre cuando el cartílago, que es un tejido duro y resbaladizo que cubre los extremos de los huesos, se desgasta y queda hueso con hueso. Causando dolor, hinchazón y rigidez.

Osteoartritis

La osteoartritis puede dañar cualquier articulación en el cuerpo. Pero, afecta más comúnmente a las articulaciones de las manos, rodillas, caderas y la columna vertebral.

Síntomas de osteoartritis

  • Dolor. Las articulaciones pueden doler durante o después del movimiento.
  • Sensibilidad. Puede estar sensible la articulación cuando se aplica una ligera presión.
  • Rigidez. Es más perceptible por la mañana al levantarse de después de un período de inactividad.
  • Perdida de flexibilidad.
  • Espolones óseos. Bultos duros que se forman alrededor de la articulación afectada.

Normalmente con el tiempo las articulaciones pierden fuerza y el dolor que causan puede llegar a ser un dolor crónico.

Factores de riesgo

  • Sobrepeso u obesidad.
  • Antecedentes familiares.
  • Edad.
  • Lesiones anteriores.

La osteoartritis empeora gradualmente y no existe cura. Si los síntomas de la osteoartritis son leves, estos se pueden llegar a reducir a través de algunas prácticas, como:

  • Realizar actividad cardiovascular regular.
  • Mantener un peso saludable.
  • Fortalecer los músculos que rodean las articulaciones con fisioterapia.
  • Toma de medicamentos para el dolor de venta libre.
  • Balancear la actividad-descanso.
  • Evitar movimientos bruscos y repetitivos.

Artritis inflamatoria o artritis reumatoide

Artritis reumatoide

La artritis reumatoide es una enfermedad inflamatoria crónica que afecta principalmente a las pequeñas articulaciones de las manos y los pies. A diferencia de los daños por desgaste y desgarre causados por la osteoartritis.

Osteoartritis y artritis reumatoide

 

La artritis reumatoide afecta el revestimiento de las articulaciones, causando una inflamación dolorosa que al paso del tiempo puede causar una erosión ósea y deformidad articular.

La artritis reumatoide es un trastorno autoinmune, que se produce cuando el sistema inmunológico ataca equivocadamente los tejidos de su propio cuerpo. Además, de causar problemas en las articulaciones, la artritis puede afectar a otros órganos del cuerpo, como la piel, ojos, pulmones o vasos sanguíneos.

Síntomas de artritis reumatoide

Los signos y síntomas pueden variar de severidad e incluso pueden aparecer y desaparecer.

  • Articulaciones inflamadas o calientes.
  • Rigidez matutina que puede durar varias horas.
  • Fatiga, fiebre y pérdida de peso.

La artritis reumatoide temprana suele afectar a las articulaciones pequeñas primero. Como las que unen a los dedos y los pies. A medida que la enfermedad avanza, los síntomas se propagan a las muñecas, rodillas, tobillos, codos, caderas y hombros.

En los casos donde la artritis es de causa autoinmune, es de suma importancia el diagnóstico oportuno y el tratamiento. Para ayudar a reducir o incluso a prevenir el daño articular permanente.

 Artritis séptica o artritis infecciosa

Artritis séptica

La artritis séptica es una infección intensamente dolorosa en articulaciones. La articulación puede infectarse con gérmenes que viajan a través del torrente sanguíneo de otra parte del cuerpo. Un virus, bacterias u hongos pueden entrar a las articulaciones y causar infección.

Algunos organismos que pueden causar infección en las articulaciones son:

  • Salmonella y shigella. A causa de intoxicación o contaminación alimentaria.
  • Clamidia y gonorrea. Enfermedades de trasmisión sexual.
  • Hepatitis C. Por contacto sangre con sangre de algún infectado. A menudo a través de agujas o trasfusiones.

Síntomas de artritis séptica

Los síntomas aparecen rápidamente con dolor intenso, hinchazón en las articulaciones y fiebre. Otros síntomas son:

  • Articulación roja y caliente al tacto.
  • Hinchazón de la articulación.
  • Fiebre.
  • Debilidad y fatiga.
  • Escalofríos.
  • Incapacidad de movimiento en la articulación afectada.

Artritis metabólica

La artritis metabólica es otro nombre que se le dice a la gota o la artritis gotosa. Este tipo de artritis es muy dolorosa que afecta a las articulaciones, pero especialmente al dedo gordo del pie.

Artritis metabólica

Algunas personas tienen altos niveles de ácido úrico. Porque su cuerpo produce más de lo necesario o su cuerpo no puede eliminarlo efectivamente. En algunas personas este se acumula y forma cristales en las articulaciones, a esto se le llama gota o artritis metabólica.

Síntomas de artritis metabólica o gotosa

Durante la primera etapa suele ser asintomática. Después ocurren ataques que comúnmente suceden por la noche y afecta al dedo gordo del pie, aunque también otras articulaciones pueden verse afectadas.

Los síntomas de ataques agudos de la artritis metabólica se caracterizan por:

  • Dolor, enrojecimiento, hinchazón y calor en la articulación afectada.

Factores de riesgo para artritis

  • Antecedentes familiares.
  • Edad. Es riesgo de padecer artritis aumenta con la edad.
  • Género. Las mujeres son más propensas a desarrollar artritis reumatoide que los hombres. Mientras que la mayoría de las personas que padece artritis metabólica por gota son hombre.
  • Lesión articular anterior. Las personas que han padecido de lesiones en las articulaciones.
  • Obesidad. El exceso de peso causa tensión en las articulaciones, especialmente en las rodillas, caderas y columna vertebral. por lo que una persona con obesidad presenta mayor riesgo de desarrollar artritis.

Complicaciones de artritis

Una artritis severa, especialmente si afecta a las manos o brazos, puede hacer que sea difícil para usted realizar sus actividades diarias. Las articulaciones con artritis, soportan el peso y esto puede impedir caminar o estar sentado con la espalda recta. En algunos casos las articulaciones pueden llegar a retorcerse o deformarse.

Diagnóstico de artritis

Durante el examen físico, el médico revisara sus articulaciones. Para detectar la falta de movimiento, hinchazón o enrojecimiento.

Dependiendo del tipo de artritis que se sospecha, el médico puede sugerir diferentes pruebas, como:

Pruebas de laboratorio

Los análisis de laboratorio, como examen de sangre, orina o de líquido articular. Pueden ayudar a identificar el tipo de artritis que tiene.

Pruebas de imagen

Este tipo de pruebas pueden detectar problemas dentro de las articulaciones que pueden ser los causantes de los síntomas, por ejemplo.

  • Radiografías.
  • Tomografías computarizadas.
  • Resonancia magnética.

Artroscopia

El médico puede buscar el daño en las articulaciones, a través de la inserción de un tubo pequeño flexible, llamado artroscopio. El artroscopio envía imágenes desde el interior de la articulación a una pantalla de video.

Tratamiento artritis

El tratamiento para la artritis se centra en aliviar los síntomas y mejorar la función articular.

Es posible que se tenga que probar varios tratamientos o combinaciones, antes de determinar la mejor opción.

Medicamentos

Los medicamentos utilizados dependerán del tipo de artritis, los medicamentos comúnmente utilizados son:

  • Analgésicos. Medicamentos para reducir el dolor, pero no tienen efecto sobre la inflamación.
  • Medicamentos antiinflamatorios no esteroideos. Reducen el dolor y la inflamación y son medicamentos de venta libre.
  • Revulsivos. Variedad de cremas y ungüentos contienen mentol o capsaicina.
  • Fármacos antirreumáticos. A menudo utilizados en artritis reumatoide.
  • Biológicos. Diseñados genéticamente y se dirigen a diversas moléculas que están implicadas en la respuesta inmune.
  • Corticosteroides. Reducen la inflamación y suprime el sistema inmune. Pueden ser tomados o inyectarse directamente en la articulación dolorosa.

Terapia física

La fisioterapia puede ser útil para algunos tipos de artritis. Los ejercicios pueden mejorar el rango de movimiento y fortalecer los músculos que rodean las articulaciones. En algunos casos, las férulas o aparatos ortopédicos pueden ser garantizados.

Cirugía

La cirugía puede tener distintos fines. El objetivo es aliviar el dolor si las medidas conservadores parecen no ayudar. El médico puede sugerir la opción de cirugía, tales como:

  • Reemplazo de la articulación. Se elimina la articulación dañada y se reemplaza por una artificial. Las articulaciones más comúnmente sustituidas son en caderas y rodillas.

Reemplazo de la articulación

  • Artrodesis (fusión artificial). Se utiliza más a menudo para articulaciones más pequeñas, tales como los de la muñeca, el tobillo y los dedos. Se elimina los extremos de los dos huesos de la articulación y luego cierra los extremos juntos, hasta que se curan en una unidad rígida.

Artrodesis

  • Sinovectomía. Resección de la membrana que recubre la articulación.
  • Resección. Remoción de un hueso o parte.
  • Osteotomía. Corrección de la deformidad cortando y reposicionando al hueso.

¿Cómo se cura la artritis?

En casos, donde la artritis es causada por una infección. La artritis se puede curar al detener la infección que causaba la artritis.

Normalmente, la mayoría de artritis no se pueden curar, pero existen tratamientos mu8y eficaces que ayudan a disminuir el dolor y la discapacidad.

Cambios en el estilo de vida

  • Pérdida de peso.
  • Realizar ejerció, como caminar, ejercicios en piscinas o pilates.
  • Terapia de compresas calientes y frías.
  • Aparatos de ayuda.
  • Duerma bien.
  • Aprenda a relajarse.

¿Debo de ver al médico?

Si usted está teniendo síntomas articulares o piensa que puede tener artritis. Debe acudir con un especialista lo más pronto que se pueda. Debido a que muchos tipos de artritis y enfermedades que afectan a las articulaciones, el diagnostico puede ser difícil.

La mayoría de la gente suele acudir con su médico se atención primaria. Pero esto suele referirlo a un especialista.

No todos los dolores articulares necesitan tratamiento médico, pero existen ciertos signos o síntomas que podrían indicar un tipo de artritis grave que pudiera causar un daño articular permanente si se retrasa la atención.

Ponga atención a las siguientes señales o síntomas:

  • Dolor, rigidez e hinchazón en articulaciones.
  • Articulaciones se encuentran calientas al tocarlas o están rojas.
  • Dificultad para mover articulaciones o para hacer actividades diarias.

Busque la atención inmediata de un especialista, sí:

  • Sus síntomas tienen más de tres días.
  • Presenta varios episodios en las articulaciones en un mes.

¿Buscas especialistas o tratamiento para artritis en Monterrey? Presiona el enlace para dirección y contacto.

Dirección

Santos Traumatología
Av. Hidalgo 2525, Consultorio 304, Obispado, 64060 Monterrey, NL
Teléfono: 01 81 1478 8273