Ciática

Ciática

Definición

La ciática se refiere al dolor que se irradia a lo largo del trayecto del nervio ciático, que se ramifica a partir de la parte baja de la espalda a través de la cadera, glúteos y debajo de cada pierna. Por lo general, la ciática solo afecta a un lado de su cuerpo.

La ciática ocurre más comúnmente cuando existe:

Causas comunes ciática

  • Un disco herniado
  • Espolón óseo en la columna vertebral.
  • Estrechamiento de la columna vertebral (estenosis) que comprime parte del nervio.

Esto causa la inflamación, dolor y a menudo algo de entumecimiento en la perna afectada.

Aunque el dolor asociado con la ciática puede ser grave, la mayoría de los casos se resuelve con tratamientos no quirúrgicos en unas pocas semanas. Las personas que ciática severa que se asocia con debilidad en las piernas significativo o incontinencia, podrían ser candidatos a la cirugía.

Síntomas ciática

Los síntomas de la ciática por lo general solo afectan un lado de la parte baja del cuerpo y comprenden:

  • Dolor que se irradia desde la parte inferior de la columna a los glúteos.
  • Sensación de ardor o dolor insoportable.
  • Puede sentir incomodidad a lo largo de la vía nerviosa, pero especialmente que siga la trayectoria de la parte baja de la espalda, la parte posterior del muslo y la pantorrilla.
  • Se puede sentir como una sacudida o una descarga eléctrica.
  • Los síntomas pueden empeorar cuando tose o estornuda.
  • El estar mucho tiempo sentado puede agravar los síntomas
  • Algunas personas sienten como “pinchazos” causando entumecimiento, hormigueo o debilidad muscular en la pierna afectada.
  • Se puede sentir dolor en una parte de la pierna y entumecimiento en otra parte.

Para algunas personas el dolor de la ciática puede ser grave y debilitante. Pero para otras, el dólar de la ciática puede ser infrecuente e irritante, pero puede tener el potencial de empeorar.

Causas ciática

La ciática ocurre cuando el nervio ciático se comprime, por lo general:

Hernia de disco

  • Por un crecimiento excesivo de los huesos (espolón).

Pero existen otras causas como:

  • Enfermedad degenerativa del disco.
  • Espondilolistesis ístmica.
  • Estenosis espinal lumbar.
  • Síndrome piriforme.
  • Embarazo.
  • Disfunción de la articulación sacroilíaca.

Otros de las cosas que pueden hacer que su dolor de espalda empeore incluyen tener sobrepeso, no realizar ejercicio con regularidad, el uso de tacones altos o dormir en un colchón demasiado blando.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo para la ciática incluyen:

  • Edad. Cambios en la columna vertebral, discos herniados y espolones oseos, son las causas más comunes de la ciática.
  • Obesidad. Al aumentar la presión sobre la columna vertebral, el exceso de peso puede contribuir a los cambios en la columna vertebral que desencadenan la ciática.
  • Ocupación. Un trabajo que requiere que usted tuerza la espalda, llevar cargas pesadas o conducir un vehículo por largos periodos podrían desempeñar un papel en ciática.
  • Estar mucho tiempo sentado. Las personas que están sentadas por largos periodos o que tienen un estilo de vida sedentario, son más propensos a desarrollar la ciática que las personas activas.
  • Diabetes. Esta condición aumenta el riesgo de daño a los nervios.

Complicaciones

Aunque la mayoría de las personas se recuperan completamente de la ciática, a menudo sin tratamiento, la ciática puede causar daño permanente al nervio. Busque atención de inmediato si tiene:

  • Pérdida de sensibilidad en la pierna afectada.
  • Debilidad de la pierna afectada.
  • Pérdida de la función del intestino o la vejiga.

Cuándo ver al doctor

Urgencia

La ciática leve por lo general, desaparece con el tiempo. Consulte con el médico si los síntomas no seden, si el dolor dura más de una semana, o si los síntomas se vuelven con el tiempo peor.

  • Dolor severo repentino en la espalda baja o en la pierna, entumecimiento o debilidad de alguna pierna.
  • Dolor después de una lesión, como un accidente.
  • Si tiene problemas para controlar sus intestinos o vejiga.

Preparándose para la cita

Lo que puedes hacer:

  • Anote sus síntomas y cuando comenzaron.
  • Incluya información médica clave, como otras condiciones que tiene, nombres de medicamentos o suplementos que toma.
  • Accidentes o lesiones recientes.
  • Anote preguntas que desea hacerle al médico.

Diagnostico

Durante su examen físico, el médico puede comprobar su fuerza muscular y los reflejos. Por ejemplo, se le puede pedir caminar sobre los dedos del pie o los talones o levantarse de una posición en cuclillas. El dolor que resulta de la ciática suele empeorar durante estas actividades.

Una simple prueba conocida como la “prueba de elevación de pierna recta pasiva”. También puede ayudar a que el médico identifique si usted tiene ciática.

Prueba de elevación de pierna recta

La prueba consiste, en acostarse sobre su espalda con las piernas rectas y levantar una pierna. Si el levantamiento de una de sus piernas causa dolor o empeora sus síntomas, por lo general es una señal de que puede ser ciática.

Otras pruebas no suelen ser necesarias, a menos que se sospeche de otra causa potencialmente grave.

Pruebas de imagen

Hernia de disco en Monterrey antes de la cirugía

 

  • Pruebas de sangre. Para descartar infecciones.
  • Radiografías. Una radiografía de la columna vertebrar puede revelar un crecimiento excesivo de los huesos o una hernia de disco.
  • Resonancia magnética. Este procedimiento se utiliza un poderoso imán y ondas de radio para producir imágenes transversales de su espalda. Una resonancia magnética produce imágenes detalladas de los huesos y tejidos blancos, como los discos herniados.
  • Tomografía computarizada.
  • Electromiografía. Esta prueba mide los impulsos eléctricos producidos por los nervios y las respuestas de los músculos. Esta prueba puede comprobar la compresión nerviosa causada por los discos o estrechamiento del canal espina.

Tratamiento

Si su dolor no mejora con medidas de cuidados personales, su médico puede sugerir algunos de los siguientes tratamientos.

Medicamentos

Si usted tiene dolor ciático persistente o problemático, hay una serie de medicamentos que le pudieran ser recetados, como:

  • Antiinflamatorios.
  • Relajantes musculares.
  • Narcóticos.
  • Antidepresivos tricíclicos.
  • Anticonvulsivos.

Terapia física

Una vez que el dolor agudo mejora, el médico o un fisioterapeuta pueden diseñar un programa de rehabilitación para ayudar a prevenir lesiones futuras. Esto normalmente incluye:

  • Ejercicios para corregir la postura.
  • Fortalecer músculos que sostienen la espalda
  • Mejorar la flexibilidad.

Inyecciones de esteroides

En algunos casos, se recetan inyecciones de corticoesteroides en el área alrededor de la raíz del nervio involucrado. Los corticoesteroides ayudan a reducir el dolor mediante la supresión de la inflación alrededor del nervio irritado.

El número de inyecciones de esteroides que pueden recibir es limitada debido a que el riesgo de efectos secundarios graves se incrementa cuando las inyecciones se aplican con demasiada frecuencia.

Cirugía

La cirugía es raramente necesaria cuando se trata de dolor de ciática, aunque pueden ser considerada en algunos casos, como por ejemplo, en una de hernia de disco.

Esta opción se duele reservar para cuando el nervio comprimido causa:

  • Debilidad significativa de las extremidades.
  • Pérdida de control del intestino o vejiga
  • Cuando existe dolor que empeora progresivamente y no sede con tratamientos.

El tipo de cirugía recomendada depende de la causa de la ciática. Algunas opciones pudieran ser:

  • Discectomía. Se elimina la parte de la hernia de disco que se encuentra presionando al nervio.
  • Cirugía de fusión.
  • Laminectomía. Se utiliza a menudo para tratar la estenosis espinal.

Cambio de vida y remedios caseros para ciática

Para la mayoría de la gente, la ciática responde a los cuidados personales. Aunque el descansar un día hará que sienta un alivio, la inactividad prolongada o descanso excesivo hará que sus signos  síntomas empeoren.

Otro tratamiento de cuidados personales que pueden ayudar incluyen:

  • Ejercicio. Es importante permanezca activo. Ejercicios simples, como caminar y un suave estiramiento puede ayudar a reducir la severidad de sus síntomas y fortalecer los músculos que sostienen la espalda.
  • Compresas frías. En un principio, se puede obtener un alivio de una compresa fría colocando en el área del dolor hasta por 20 minutos varias veces al día. Puede utilizar una bolsa de hielo envueltos en una toalla limpia.
  • Compresas calientes. Después de dos o tres días, se aplican calor en las áreas que duelen, utilice compresas calientes, una lámpara de calor o una almohadilla térmica. Si el dolor persiste, pruebe alternar compresas calientes y frías.
  • Estiramientos. Los ejercicios para ciática, consisten en estiramientos para la espalda baja. Esto puede ayudarle a sentirse mejor y pueden aliviar la compresión de la raíz nerviosa. Evite sacudidas, rebotar o torcer y trate de mantener la posición durante al menos 30 segundos. Pulsa el enlace para ver algunos videos de ejercicios para pacientes.

Ejercicios para dolor de espalda baja

  • Medicamentos de venta libre. Analgésicos como el ibuprofeno ( advil, motrin, etc.) y naproxeno sódico a veces son útiles para la ciática.

Prevención

No siempre es posible prevenir la ciática y la condición puede reaparecer. Los siguientes factores pueden jugar un papel importante en la protección de la espada.

  • Hacer ejercicio regularmente.
  • Mantener una postura correcta.
  • Use una buena mecánica corporal.

¿Tienes dolor de ciática y buscas tratamiento en Monterrey? Llámanos nosotros con gusto te atenderemos.

Dr. Rogelio Santos. Traumatólogo y Ortopedista Especialista en Columna Vertebral.

 

Dirección

Santos Traumatología
Av. Hidalgo 2525, Consultorio 304, Obispado, 64060 Monterrey, NL
Teléfono: 01 81 1478 8273