Dolor de cuello

Dolor de cuello

El dolor de cuello  (también conocido como dolor cervical o cervicalgia) es una queja muy común. Los músculos del cuello pueden tensionarse por una mala postura, ya sea por estar inclinado frente a una computadora, por desgaste normal, el uso excesivo, o encovarse al estar sentado por largos periodos.

A veces el dolor de cuello puede ser causado por una lesión, caídas, deportes de contacto o latigazo cervical. La osteoporosis también es una causa común de dolor del cuello.

La mayoría de las veces muchas personas experimentan dolor de cuello o rigidez. En raras ocasiones, el dolor de puede ser un síntoma de un problema grave, como lesiones o enfermedades que requieren la atención de un médico.

Si el dolor de cuello continúa por más de una semana o se acompaña por otros síntomas, busque atención de un traumatólogo u ortopedista.

Síntomas dolor de cuello

Algunos signos y síntomas que acompañan al dolor de cuello incluyen:

  • Dolor que frecuentemente se agrava en diferentes situaciones, como, trabajar sentado frente a una computadora o al conducir.
  • Tensión muscular y espasmos.
  • Disminución de la capacidad para mover la cabeza.
  • Dolor de cabeza.

Causas de dolor de cuello

El cuello es flexible y soporta el peso de la cabeza, por lo que puede ser vulnerable a las lesiones y condiciones que causan dolor y restringen el movimiento.

Tensión muscular

Comúnmente las actividades diarias son las responsables de provocar dolor de cuello debido a la tensión muscular, como:

  • Mala posición al estar sentado frente a una computadora.
  • Estar sentado por largos periodos.
  • Dormir en una mala posición.
  • Realizar movimientos bruscos al hacer ejercicio.

Lesión

El cuello es una parte vulnerable a las lesiones, especialmente cuando ocurren accidentes automovilísticos y deportes.

Estos factores hacen que el cuello se vea obligado a desplazarse fuera de su rango normal. Si el cuello se encuentra dislocado o fracturado, la medula espinal también puede llegar a dañarse. Una lesión en el cuello causada por un movimiento brusco de la cabeza es comúnmente llamando latigazo cervical.

Sufrir de alguna caída o un accidente puede ser el responsable de sufrir lesiones como:

  • Fracturas de las vértebras. La osteoporosis es una causa común por lo que se pueden llegar a fracturar las vértebras.

Fractura de las vertebras

Enfermedades o condiciones médicas

  • Artritis. Causa dolor, hinchazón de las articulaciones y espolones óseos.
  • Osteoporosis. Debilita los huesos y puede causar pequeñas fracturas en los huesos.
  • Fibromalgia. Condición que causa dolor muscular en muchas partes del cuerpo.
  • Hernia de disco.

Hernia de disco

  • Polimialgia reumática. Causa dolor, rigidez en el cuello, hombros y las caderas y se ven a afectados únicamente los adultos mayores.

Polimialgia reumática

  • Enfermedad degenerativa de disco. Es común en el envejecimiento.
  • Estenosis espinal. Ocurre cuando la columna vertebral se estrecha y causa presión sobre la médula espinal.

El dolor de cuello también puede venir de infecciones comunes, a menudo acompañado de rigidez del cuello, como:

  • Osteomelitis. Infección en los huesos causada por una bacteria .
  • Discitis séptica. Proceso inflamatorio que afecta el disco intervertebral y la superficie de los cuerpos vertebrales.
  • Meningitis. Inflamación del tejido que rodea al cerebro y la médula espinal. generalmente se acompaña de fiebre y dolor de cabeza severo. La meningitis puede ser mortal y es una emergencia médica. La meningitis es tratada por los neurólogos.

No solo puede ser un síntoma que resulte de una lesión o enfermedad del cuello, sino también puede ser un indicio de un ataque al corazón (según comentan los cardiólogos), lo que incluyen los siguientes síntomas:

  • Falta de aliento.
  • Transpiración.
  • Nauseas o vómitos.
  • Dolor de brazo, mandíbula o dolor de cuello.

Diagnostico

El médico hará una historia clínica y realizará un examen físico. Se revisará la sensibilidad, entumecimiento y debilidad muscular, así como ver hasta qué punto se puede mover su cabeza hacia delante, atrás o lado o lado.

Pruebas de imagen

  • Radiografías. Pueden revelar áreas de su cuello, donde los nervios o la médula espinal pueden ser atrapados por espolones óseos y otros cambios degenerativos.
  • Tomografía computarizada. Se combinan imágenes de radiografías desde muchas direcciones diferentes para producir vistas transversales detalladas de las estructuras internas de su cuello.
  • Imagen por resonancia magnética. Utiliza ondas de radio y un campo potente magnético para crear imágenes detalladas de los huesos y tejidos blandos.

Los estudios de imagen son los más utilizados como un complemento de una historia cuidadosa y un examen físico para determinar la causa del dolor.

Otras pruebas

  • Electromiografía. Si se sospecha que el dolor de cuello puede deberse a un nervio pellizcado, se podría sugerir la toma de una electromiografía. Se trata de la inserción de agujas a través de la piel y el músculo y la realización de pruebas para medir la velocidad de conducción nerviosa, para determinar si los nervios están funcionando correctamente.
  • Análisis de sangre. Las pruebas de sangre a veces proporcionan evidencia de condiciones inflamatorias o infecciosas que podrían estar causando o contribuyendo al dolor de cuello.

Tratamiento

Los tipos más comunes de un dolor de cuello leve y moderado, por lo general responden bien a los cuidados personales en 2 o 3 semanas. Si el dolor de cuello persiste, es necesario acudir con el médico.

El tratamiento para el dolor de cuello puede incluir:

  • Terapia de frío-calor.
  • Ejercicios de calentamiento y estiramientos.
  • Medicamentos para el dolor.
  • Inyecciones de corticosteroides en caso de un dolor grave.
  • Collarín.
  • Relajantes musculares.
  • Antibióticos en caso de infección.
  • Cirugía en caso de que lo anterior no seda el dolor.

Cuidados personales

Si usted siente dolor de cuello, puede tomar estas medidas para aliviar el dolor:

  • Aplique durante los primeros días compresas frías en su cuello. Después de algunos días de frío aplique calor con una almohadilla o duchas calientes.
  • Analgésicos de venta libre como ibuprofeno puede aliviar el dolor.
  • Evite hacer actividades que agravan sus síntomas.
  • Realice ejercicios para el cuello, como estirar la cabeza de lado a lado y de arriba abajo.

Ejercicios dolor de cuello

  • Trate de no estar encorvado.
  • Evite acuñar el teléfono entre el cuello y el hombro.
  • No este en una posición durante un largo tiempo,
  • Utilice una almohadilla especial para el cuello a la hora de dormir.
  • No utilice un cuello ortopédico si el médico, sin consultarlo con el médico.

Cuando consultar al médico

La mayor parte del dolor de cuello mejora gradualmente con el tratamiento en casa o cuidados personales. Pero, si los síntomas persisten por más de una semana y/o presenta alguno de estos síntomas, consulte con el médico.

  • Dolor de cuello severo sin una causa aparente.
  • Su dolor de cuello se acompaña de adormecimiento, debilidad y hormigueo.
  • Pérdida de fuerza en los brazos o manos
  • Dolor punzante en el hombro o brazo.
  • Dolor que persiste varios días sin sentir alivio.
  • Dificultad para tragar o respirar.
  • Dolor que se irradia hacia los brazos y/o manos.
  • Incapacidad para mover los brazos o las manos.
  • Incapacidad para agachar la cabeza.
  • Nauseas o vómitos.
  • Un bulto en el cuello.
  • Fiebre.
  • Dolor de cabeza.
  • Incontinencia.

Si tuvo un accidente o una caída y presenta dolor de cuello, busque la atención de un especialista.

Dirección

Santos Traumatología
Av. Hidalgo 2525, Consultorio 304, Obispado, 64060 Monterrey, NL
Teléfono: 01 81 1478 8273