Osteoartritis

Osteoartritis

La osteoartritis es una enfermedad crónica y la forma más común de artritis. Se produce cuando el cartílago protector en los extremos de los huesos se desgasta con el tiempo. Se conoce comúnmente como el “desgaste” de las articulaciones. Afecta a millones de personas en todo el mundo.

Aunque la osteoartritis puede dañar cualquier articulación en el cuerpo, la enfermedad afecta más comúnmente a las articulaciones de las manos, rodillas, caderas y la columna vertebral.

La osteoartritis a menudo empeora y no existe una cura. Pero la realización de algunas actividades, como mantenerse activo, mantener un peso saludable y algunos tratamientos pueden retrasar la progresión de la enfermedad y ayudar a aminorar el dolor y la función de las articulaciones.

Síntomas osteoartritis

Los síntomas de la osteoartritis con frecuencia se desarrollan lentamente y empeoran con el tiempo. Los signos y síntomas de la osteoartritis son:

  • Dolor. Las articulaciones pueden dolor durante o después de realizar un movimiento.
  • Sensibilidad. Las articulaciones pueden estar sensibles.
  • Rigidez. La rigidez articular puede ser más perceptible por las mañanas al despertar o después de un periodo de inactividad.
  • Pérdida de flexibilidad.
  • Crecimientos óseos. Se sienten como bultos duros y se pueden formar alrededor de la articulación afectada.

Síntomas de osteoartritis

  • Sensación de chasquido o roce. Se puede escuchar o sentir la sensación de roce cuando se utiliza la articulación.

Cuándo consultar a un médico

Si usted presenta dolor o rigidez que dura más de un par de semanas. Haga una cita con un médico especialista.

Causas osteoartritis

La osteoartritis se produce cuando el cartílago que protege a los extremos de los huesos en las articulaciones se desgasta. El cartílago es un firme tejido y resbaladizo que permite la movilidad articular sin apenas fricción.

En la osteoartritis, la superficie resbaladiza del cartílago se vuelve áspera. Si el cartílago se desgasta por completo, es posible que haya huesos rozando entre sí.

Factores de riesgo

Los factores de pueden aumentar el riesgo de padecer osteoartritis incluyen:

  • Edad avanzada. El riesgo de padecer osteoartritis aumenta con la edad. Ocurre en pacientes de 40 años o más. Sin embargo, si presenta más de un factor de riesgo, puede ocurrir antes.
  • Género. Las mujeres son más propensas a desarrollar osteoartritis, aunque no se sabe porque.
  • Sobrepeso u obesidad. El sobrepeso corporal contribuye a la osteoartritis de varias maneras. Cuando se tiene peso de más se pone tensión adicional sobre las articulaciones que soportan el peso, como las caderas y las rodillas. Además, el tejido graso produce proteínas que pueden causar inflamación dañina en y alrededor de las articulaciones.
  • Ciertas ocupaciones. Si su trabajo incluye la realización de tareas que ponen estrés repetitivo en una articulación en particular, las articulaciones pueden llegar a desarrollar osteoartritis.
  • Genética. Algunas personas heredan la tendencia a desarrollar osteoartritis.
  • Deformidades óseas. Algunas personas nacen con malformaciones o cartílagos defectuosos que aumentan el riesgo.
  • Otras enfermedades. Presentar diabetes u otras enfermedades reumáticas, como la gota o la artritis reumatoide pueden aumentar el riesgo de osteoartritis.

Complicaciones de la osteoartritis

La osteoartritis es una enfermedad degenerativa que empeora con el tiempo. Dolor en las articulaciones y rigidez puede llegar a ser lo suficientemente grave como para hacer las tareas más difíciles.

Preparación para su cita

Aunque usted inicialmente trate con su médico familiar, es posible que lo refieran con un médico especialista.

Lo que puedes hacer:

Es posible que desee escribir una lista de lo siguiente:

  • Descripciones detalladas de los síntomas.
  • Información sobre otros padecimientos médicos que ha tenido.
  • Medicamentos o suplementos que toma.
  • Preguntas que desea realizarle al médico.

Diagnóstico

Durante el examen físico el médico examinara de cerca la articulación afectada para comprobar:

  • Sensibilidad.
  • Hinchazón.
  • Enrojecimiento.

También se podrán requerir de pruebas de imagen y de laboratorio.

Pruebas de imagen

  • Radiografías. El cartílago no aparece en las radiografías, pero muestran el grado de deterioro de las articulaciones y la perdida de cartílago es revelado por un estrechamiento del espacio entre los huesos de la articulación. Las radiografías pueden mostrar espolones óseos alrededor de las articulaciones.

Osteoartritis

  • Resonancia magnética. No es comúnmente necesaria para el diagnóstico de osteoartritis, pero ayuda a proporcionar más información en casos complejos.

Pruebas de laboratorio

El análisis de sangre o líquido de la articulación puede ayudar a determinar el diagnóstico.

  • Pruebas de sangre. Las pruebas de sangre pueden ayudar a descartar otras causas de dolor, como la artritis reumatoide.
  • Análisis de líquido articular. Se extrae líquido de la articulación afectada.

Tratamiento osteoartritis

No existe cura para la osteoartritis, pero los tratamientos pueden ayudar a mejor el dolor y mantener el movimiento articular.

Medicamentos

Los síntomas de la osteoartritis pueden ser ayudados con ciertos medicamentos para el dolor y antinflamatorios como:

  • Analgésicos. Medicamentos de venta libre para el dolor. Ayudan a aliviar el dolor, pero no reducen la inflamación.
  • Medicamentos antinflamatorios no esteroideos. Reducen el dolor y la inflamación como la aspirina, ibuprofeno, etc.

Estilo de vida

Realizar ejercicio y mantener un peso saludable pueden ser las mejores y más importantes formas de mejorar la osteoartritis, incluyendo:

  • Terapia física. Se pueden crear programas de ejercicios para el fortalecimiento de los músculos, aumentar el rango de movimiento y reducir el dolor.
  • Apoyos y plantillas. Las plantillas u otros dispositivos pueden ayudar a reducir el dolor al ponerse de pie o caminar.
  • Terapias grupales. Algunas fundaciones o algunos centros tienen juntas con personas que padecen la misma afectación. Podría aprender de otras personas a cómo controlar el dolor crónico, además de compartir consejos y trucos para reducir el dolor.

Otros tratamientos

  • Corticosteroides. Son potentes medicamentos antiinflamatorios. Pueden ser vía oral o inyectados directamente sobre la articulación afectada.
  • Ácido hialurónico. Este es un ácido que produce naturalmente y es un componente en el líquido articular. Actúa como amortiguador y lubricante articular. Pude ofrecer alivio del dolor proporcionando cierta amortiguación en su rodilla.

Cirugía para osteoartritis

Si el tratamiento convencional no muestra signos de mejoría, la cirugía puede ser contemplada. La cirugía de articulaciones puede reparar o reemplazar articulaciones afectadas, especialmente las caderas o rodillas. Tales cirugías comprenden:

  • Osteotomía. Es la realineación de los huesos. Consiste en cortar a través del hueso, ya sea por encima o por debajo de la rodilla para realinear. Puede reducir el dolor al desplazar el peso del cuerpo de la parte desgastada de la rodilla.

Osteostomía

  • Artroplastia. Es el reemplazo de la articulación. Se eliminan las superficies dañadas y se reemplazan con piezas de plástico y metal. Las articulaciones de cadera y rodilla son las piezas más comunes de reemplazo.

Comparación rodilla sana, desgastada y protesis

 

 

Artroplastia-articulación artificial

 

 

  • Fusión. se elimina la articulación y se sujeta los extremos (fusión) con diferentes instrumentos.
  • Artroscopia. Se realiza mediante dos o tres pequeñas incisiones para eliminar espolones, revestimiento dañado o fragmentos sueltos de la articulación.

Dirección

Santos Traumatología
Av. Hidalgo 2525, Consultorio 304, Obispado, 64060 Monterrey, NL
Teléfono: 01 81 1478 8273