Dolor de cadera y pierna

¿Sufres de dolor de cadera y pierna? El dolor de cadera y pierna a menudo van de la mano y la razón puede no estar directamente relacionada con la cadera o la rodilla. Entonces, ¿cuál es la conexión entre el dolor de cadera y pierna? En este artículo, te mostramos algunas de las causas comunes de dolor de cadera y pierna.

Causas comunes de dolor de cadera y pierna

La cadera es una articulación extremadamente importante que soporta el peso y permite que el cuerpo camine, corra y se siente. Une al fémur (hueso del muslo) a la pelvis. Aunque la cadera es una articulación muy fuerte, puede dañarse y causar un dolor considerable. Las lesiones de cadera más comunes se producen por lesiones relacionadas con los deportes, accidentes automovilísticos y caídas. El dolor de cadera también se puede producir comúnmente a partir de la artritis. La artritis es una de las principales causas de discapacidad, y afecta a las mujeres con más frecuencia que a los hombres.

La cadera es una articulación de rótula en la que la pelvis se conecta al fémur. En la parte superior del fémur hay una bola redonda que cabe en un alvéolo formado por el hueso pélvico. Un grupo de músculos y ligamentos mantiene la bola en el encaje y evita que se extienda demasiado.

Dolor de cadera y pierna

Causas de dolor de cadera y pierna

El dolor de cadera a menudo proviene de lesiones. La dislocación de la cadera y las fracturas en el fémur se consideran lesiones agudas y pueden tratarse como tales. Sin embargo, el dolor de cadera y pierna puede provenir de una serie de condiciones diferentes, que incluyen osteoartritis, artritis reumatoide, necrosis avascular de la cabeza femoral, desgarros del labrum y radiculitis lumbar.

Las enfermedades, además del trauma, que pueden causar dolor crónico de cadera incluyen:

  • También se conoce como artritis degenerativa o enfermedad articular degenerativa, y es la forma más común de artritis Las personas más propensas a padecer osteoartritis incluyen mujeres, personas mayores de 55 años, personas obesas y personas con antecedentes de problemas en las articulaciones. Las rodillas y las articulaciones en la parte superior de los dedos son las articulaciones más comúnmente afectadas por este tipo de artritis Por lo general, no hay hinchazón o enrojecimiento asociado con la osteoartritis.
  • Artritis reumatoide (AR). Es una forma crónica, sistémica, inflamatoria y destructiva de artritis. Se puede encontrar en cualquier persona, pero se ve con mayor frecuencia en mujeres entre las edades de 35 y 50. Se cree que la inflamación es causada por virus, bacterias y factores genéticos. RA implica articulaciones grandes y pequeñas. La AR es causada por una inflamación inespecífica que hace que las células T se activen y finalmente forman un colgajo de tejido, que erosiona los tendones, los huesos y el cartílago circundantes.
  • Necrosis de la cabeza femoral aórtica. Ocurre cuando el hueso no recibe una cantidad adecuada de sangre. El hueso desarrolla necrosis y el tejido normal está dañado. Una fractura en el fémur o la dislocación de la cabeza femoral pueden causar daño a los vasos sanguíneos que irrigan el hueso. También puede ser causado por artritis, esteroides, infección, radiación y factores desconocidos. Cuando la cabeza femoral comienza a deteriorarse, puede colapsar y fracturarse si no se trata.
  • Desgarro de Labrum de cadera. Pueden ser el resultado de una lesión o del desgaste de la artritis. El cartílago en el alvéolo de la cadera se llama labrum y permite movimientos suaves entre la cavidad de la cadera y la cabeza del fémur. Los que sufren de desgarro de Labrum describen una sensación de captura o de bloqueo dentro de la articulación con ciertos movimientos. Las opciones de tratamiento para los desgarros del labrum incluyen medicamentos, terapia física, inyecciones y, en casos severos, cirugía.
  • Radiculitis lumbar. El nervio espinal en la parte baja de la espalda puede irritarse y agravarse por diversas afecciones. Si la raíz de un nervio se irrita, puede causar dolorosa radiación en la extremidad inferior. El dolor se llama referido porque se siente en la cadera, pero la patología está en la parte baja de la espalda. Por lo general, la radiculitis se puede diagnosticar con un examen físico y una imagen espinal relevante.

Otras causas de dolor de cadera y pierna

Dolor de pierna que se refiere desde la parte inferior de la espalda y la cadera

La articulación de la cadera se refiere a la articulación de la rodilla a través de la conexión nerviosa que comparten. Puede tener dolor de cadera y rodilla combinado, o puede tener dolor de rodilla solo donde, de hecho, la raíz del dolor proviene de la cadera.

Si bien esta conexión lateral de dolor de cadera puede no ser aparente en la superficie, ¡ilustra lo importante que es un diagnóstico correcto de su condición! Si su dolor de rodilla proviene de la articulación de la cadera, es la cadera la que debe tratarse, ¡no su rodilla!.

Otra presentación de dolor de cadera y pierna que trato regularmente es donde tu espalda baja es la fuente principal. Si el problema de la articulación o el disco está más arriba en la parte inferior de la espalda, es posible que experimente dolor que se irradia por la cadera y baja por la parte delantera del muslo hasta la rodilla. Si el problema de la articulación o del disco se encuentra en la base de la parte inferior de la espalda, es posible que experimente dolor en la parte exterior de toda la pierna.

El tratamiento debe dirigirse a la zona lumbar para aliviar el dolor de la cadera.

Dolor de cadera y pierna de pies planos

Otra causas común de dolor de cadera se debe a una pobre biomecánica y pies planos. Si tus pies están planos, entonces tu peso está cayendo hacia adentro, lo que da como resultado un esfuerzo excesivo sobre la pierna interna. Generalmente, el dolor de rodilla y cadera son quejas comunes con este tipo de condición. Estar de pie o caminar por cualquier período de tiempo agrava estos síntomas. El tratamiento aquí debe estar dirigido a corregir sus pies planos a través de la prescripción ortopédica y seguido de ejercicios de estabilidad adecuados.

Dolor de cadera y pierna en el embarazo

El dolor de cadera y pierna también es común en el embarazo. Esto se debe a un exceso de movimiento en la pelvis asociado con hormonas relacionadas con el embarazo, que afecta especialmente los ligamentos de la pelvis. Si el movimiento de un lado de la pelvis es mayor que el otro, se puede producir un trastorno del movimiento en la articulación sacroilíaca o en la articulación del pubis. El dolor en la pelvis, la cadera y las piernas a menudo acompaña este trastorno. El tratamiento debe dirigirse hacia la pelvis y se puede requerir un aparato ortopédico pélvico específico para el embarazo. Busque ayuda médica para obtener asesoramiento y asistencia.

Tratamiento

Hay muchas opciones quirúrgicas e intervencionistas para las causas graves de artritis y dolor en las articulaciones.

Los métodos más comunes y recomendados para tratar la artritis son la terapia alternativa conservadora.

  • Mantenerse activo y participar en terapia física, así como tomar medicamentos antiinflamatorios no esteroideos ( AINEs)  también han demostrado ser beneficiosos. La fisioterapia mejora significativamente la estabilidad postural en pacientes con osteoartritis de cadera. Además, las inyecciones intraarticulares de articulaciones se utilizan en el tratamiento de la artritis debido a su éxito, naturaleza mínimamente invasiva y efectos de acción prolongada.

Dolor de cadera y pierna

Se puede considerar una inyección conjunta para pacientes con síntomas que sugieran artritis. La inyección puede ayudar a aliviar el dolor al reducir la inflamación y adormecer la articulación y también puede ayudar a diagnosticar la fuente del dolor. El éxito más importante y más grande logrado con el uso de inyecciones en las articulaciones es el alivio rápido de los síntomas que le permite experimentar suficiente alivio para volverse activo. Con esto, recuperas la capacidad de reanudar tus actividades diarias normales que no se lograron con medicamentos orales y fisioterapia.

Existen muchos tratamientos más que dependen de la causa de su dolor de cadera y pierna específico. Cada persona que sufre de dolor es un individuo y necesita un plan de tratamiento para su problema en especifico.

Dirección

Santos Traumatología

Santos Traumatología - Ortopedistas en Monterrey URL:
Av. Miguel Hidalgo y Costilla 2525, Consultorio 304, Obispado,
64060 Monterrey, NL
Teléfono: 01 81 1478 8273